Buscar
  • Juan Noriega

¿ESTAMOS LISTOS PARA LA “NUEVA NORMALIDAD” EN EL SECTOR DE CADENAS DE SUMINISTRO?


Como en todas las industrias, se avecinan grandes cambios para las cadenas de suministro como consecuencia de la pandemia de COVID-19. ¿Cuáles serán estos cambios? Si bien las cadenas de suministro se han adaptado rápidamente durante el desarrollo de la pandemia, este sector todavía no se ha estabilizado y su transformación aún continúa. Sin embargo, ya están surgiendo los primeros signos de la "nueva normalidad": trabajar de forma remota, información en tiempo real, digitalización y trazabilidad son ahora parte de la nueva realidad para este sector crítico.

Este periodo de transformación a nivel industrial representa un momento adecuado para preguntarse si las cadenas de suministro están realmente listas para enfrentar esta nueva realidad, en la que nuevos desafíos, como la ciberseguridad, serán aún más relevantes.

ASEGURANDO LA PROTECCIÓN DE NUESTRAS REDES

Aunque los ataques contra las cadenas de suministro ya eran una preocupación incluso antes del COVID-19, con la mayoría de los empleados trabajando de forma remota, las amenazas y vulnerabilidades han aumentado considerablemente.

Con los empleados trabajando fuera de las oficinas y de sus redes empresariales seguras, se ha vuelto más difícil observar y monitorear los ataques cibernéticos, por lo que los encargados de la seguridad luchan por conseguir visibilidad entre los equipos de trabajo dispersos.

El cambio rápido al teletrabajo ha obligado a las empresas a adaptarse velozmente, introduciendo nuevas aplicaciones y tecnología, lo que implicaba que de manera más probable haya una configuración incorrecta de las mismas, lo que podría significar que las redes queden altamente expuestas.

Los atacantes están conscientes de que la pandemia supone riesgos de ciberseguridad. Siempre atentos, intentarán aprovechar las nuevas vulnerabilidades para causar daños a las empresas, incluyendo las que gestionan las cadenas de suministro. Algunos atacantes pueden intentar causar el mayor daño o robar la mayor cantidad de información, mientras que otros buscarán obtener el máximo beneficio de una empresa con un efectivo ataque ransomware. Las cadenas de suministro, debido a su interconexión con otras industrias, la confianza entre sus socios y por su esencialidad, resultan un objetivo muy atractivo para los atacantes.

La forma más efectiva de luchar contra estos sofisticados atacantes, que tienen como objetivo empleados trabajando de manera remota o configuraciones incorrectas de redes o aplicaciones, es aplicar aprendizaje de máquina e inteligencia artificial a la ciberseguridad. Con los rápidos cambios de la nueva normalidad, la capacidad de estas tecnologías para adaptarse de manera autónoma a entornos dinámicos les permite mantener el ritmo y no quedarse atrás.

DATOS EN TIEMPO REAL, ¿LA INFORMACIÓN CORRECTA EN LAS MANOS EQUIVOCADAS?

Cuando la industria evolucionó para entender a la cadena de suministro como un proceso unificado en lugar de elementos separados, los datos en tiempo real se volvieron necesarios para comprender mejor lo que sucedía durante cada etapa del proceso.

Los datos en tiempo real permiten a las empresas tener un control "en vivo" de la cadena, lo que permite que el proceso de toma de decisiones tenga lugar de manera mas efectiva para anticipar cualquier contratiempo. Aunque este proceso es extremadamente útil para maximizar la eficiencia, el flujo constante de información puede crear lagunas en los mecanismos de seguridad y las amenazas pueden no ser detectadas dentro de los plazos de tiempo correctos.

Además, al crearse constantemente nueva información que se transmite de manera muy rápida, existe una posibilidad mayor de que estos datos caigan en las manos equivocadas, lo que puede ser perjudicial para organizaciones individuales o cadenas de suministro completas.

Si bien integrar datos en tiempo real en sus operaciones es un paso adelante para las empresas, estas deben asegurarse de que la información esté bien protegida, de lo contrario, estas herramientas tecnológicas podrían convertirse en una debilidad, en lugar de una ventaja, para el proceso de la cadena de suministro.

Con la estandarización de los datos en tiempo real, las empresas también deben considerar contar con ciber defensa en tiempo real. En lugar de depender de datos históricos para detectar ataques, las empresas necesitan soluciones que identifiquen y detengan las amenazas emergentes en función de lo que parece "normal" para negocios que cambian rápidamente.

LOS PELIGROS DE LA DIGITALIZACIÓN

La digitalización y la trazabilidad requieren un aumento considerable de dispositivos conectados. La revolución de los dispositivos conectados, o Internet de las cosas (IoT), todavía está en sus primeras etapas. Para 2025, en México se espera que más de 300 millones de dispositivos estén en línea para todo tipo de actividades, incluidos muchos diseñados y utilizados para la gestión de la cadena de suministro.

Los beneficios de la digitalización y la trazabilidad en las cadenas de suministro son notables –automatización de procesos tradicionales (legacy processes), mayor accesibilidad y visibilidad mejorada – que suponen un cambio en el ambiente de la industria. Sin embargo, los desafíos que representan estos cambios pueden resultar tan significativos como sus beneficios.

Con los dispositivos IoT, a las empresas a menudo se les complica obtener un recuento exacto de la cantidad y visibilidad de dispositivos en sus negocios, dejando a aquellos sin contar sin ciberdefensa. De igual manera, el aumento en los dispositivos IoT ha llevado a un aumento en los ataques a dispositivos conectados; en 2019, hubo un aumento del 300% en los ciberataques de IoT. Los dispositivos IoT son particularmente atractivos para los atacantes, ya que cualquier dispositivo conectado a Internet puede servir como puerta de entrada para que un atacante ponga en riesgo a un negocio completo, además, a menudo tienen controles nativos de seguridad débiles.

Para aprovechar las nuevas tecnologías sin comprometer la seguridad, es esencial tener inteligencia artificial (IA). La IA aprende cuál es el comportamiento natural que tiene cualquier dispositivo en una red empresarial, incluyendo las peceras conectadas, cafeteras inteligentes, escáneres biométricos y otros dispositivos IoT, incluso si ese dispositivo no ha sido visto antes o no ha sido marcado por el equipo de seguridad. Es una de las únicas tecnologías que puede detectar, analizar, proteger y luchar contra cualquier amenaza cibernética.

PREVINIENDO PÉRDIDAS CON TECNOLOGÍAS

Los ataques cibernéticos en la industria de las cadenas de suministro tienen el potencial de paralizar las operaciones, causando tanto pérdidas monetarias, como de inversión de tiempo, y potencialmente, causando desconfianza entre socios y proveedores. En el contexto actual, en el que existen muchos desafíos logísticos nuevos debido al COVID-19, confiamos más que nunca en las cadenas de suministro para entregar todo, desde suministros médicos hasta artículos para el hogar, por lo que las empresas no pueden permitirse el lujo de ser vulnerables.

Las empresas deben invertir en la tecnología adecuada para detectar y contrarrestar las posibles amenazas de ciberseguridad para sus fuerzas de trabajo remotas, para las cadenas dinámicas de suministro y para los dispositivos emergentes de IoT que proveen información en tiempo real. Este tipo de tecnología se ha vuelto imprescindible. Más aún, durante el COVID-19 y los desafíos futuros, esta tecnología se ha convertido en una necesidad para poder detectar y neutralizar las amenazas a la misma velocidad que los ataques, frustrando que los atacantes logren sus objetivos.


Síguenos para más contenido como este: Flow Transport.





7 vistas0 comentarios

 Flow Transport SA de CV

  • Facebook